Así fue la cena a ciegas en Andra Mari

Así fue la cena a ciegas en Andra Mari

El pasado viernes 21 de marzo 16 personas vivieron una experiencia gastronómica muy diferente en Andra Mari, una cena a ciegas. Una forma de disfrutar de la gastronomía como no estamos acostumbrados y de pasar una agradable velada entorno a la mesa.

Los comensales estaban convocados a las 21h en el restaurante Andra Mari. Poco a poco fueron llegando y se les recibió con un aperitivo para abrir boca. Había todo tipo de personas, unos más jóvenes y otros más maduros, unos venían en pareja, otros en grupo, e incluso hubo personas que vinieron de forma individual, pero había algo común entre todos ellos, su deseo de experimentar nuevas sensaciones en la gastronomía.

cena a ciegas  andra mari

Tras la llegada de todos los invitados el primer paso del programa fue la visita a la bodega del restaurante Andra Mari. Roberto Asua, gerente del restaurante, explicó lo que han sido 50 años de historia en esta casa, cómo se construyó el caserío, las antigüedades que se pueden observar… Importante en este lugar es la relación con las principales bodegas riojanas, sobre todo de Haro, de las cuales se guardan muchos buenos ejemplos. Dos de las curiosidades que más llamaron la atención fueron una de las puertas de entrada a la bodega, con forma de una gran cuba de vino, y el emblemático roble de las mentiras, “gezurren haritza”, al cual se acercaban desde antaño los galdakaotarras a expiar sus “pecados” antes de entrar a misa.

CENA A CIEGAS ANDRA MARI

Tras la visita llegó el momento esperado. Los asistentes se dirigieron a un comedor privado acondicionado para la ocasión. Entre risas y cierto nerviosismo y a la luz de la velas se fueron sentando en una gran mesa. Sobre ella les esperaban los negros antifaces, aliados de esa gran noche. Roberto Asua hizo la presentación de los cocineros representantes de los 3 restaurantes que componen el proyecto Gure Sukalkintza, Andra Mari, Aretxondo y Aizian. Explicó también cómo se iba a desarrollar la velada. Se presentarían 6 platos a los comensales, 2 por cada restaurante, los cuales irían probando a ciegas. Tras cada plato los cocineros expondrían a los ojos de todos ellos la creación degustada. Esto mismo sucedería con los 4 vinos elegidos. Y compartirían unos momentos de charla sobre lo que habían percibido comparándolo con la realidad.

cena a ciegas andra mari

Tras unos instantes de aclimatación a oscuras y con los antifaces puestos, comenzó la degustación. Al principio se notaba el nerviosismo y las dudas sobre cómo poder comer a ciegas, pero con el paso del tiempo enseguida se aclimataron. El primer plato vino de la mano de Andra Mari, “Steak Tartare”. Mientras degustaban, cada comensal iba comentando lo que creía que era. Algunos dijeron muy decididos “es pescado” otros en cambio “es carne sin duda”. La vista, tan importante en la gastronomía, no les podía dar pistas. Les asombró especialmente el helado de vinagre que acompañaba al steak de entrecot de ternera.

cena a ciegas andra mari

El segundo plato de la noche, “Foie al txakoli ahumado con té rojo y frambuesa liofilizada” de Aretxondo. La impresión fue grande al destapar la campana y ofrecer los aromas del ahumado a té rojo. Hubo mucho asombro. Al degustarlo fue un poco más fácil de adivinar, pero las frambuesas liofilizadas crearon la duda. Hubo personas que no lograban saber qué era lo que estaban probando. Al final y sin el antifaz, caras de sorpresa.

cena a ciegas andra mari

El tercer plato de la noche fue “Tallarines de chipirón con velo de su tinta y ali oli de calabaza” de Aizan. En este caso hubo dos grandes enigmas. Sí notaron el sabor a mar de este plato pero dudaban entre si era realmente pasta con sabor a chipirón o el chipirón mismo. Y el segundo fue el ali oli, del cual aun a pesar de su sabor no lograban adivinar su ingrediente principal, la calabaza.

cena a ciegas andra mari

El cuarto plato llegó de la mano de Aizian nuevamente, “Vieira con alcachofas en texturas”. Muchos sí lograron descifrar los sabores a alcachofa pero hubo personas que dudaron sobre si se trataba de vieira.

cena a ciegas andra mari

El quinto plato de la velada fue “Corzo asado con boniato, aceitunas negras y cacao” de Andra Mari. Fue quizá la gran sorpresa de la noche. Se dijo que por su textura podría ser hígado, corazón… Las opiniones iban cambiando a medida que se probaba. Algunos sí afirmaron muy decididos que se trataba de caza mayor, corzo, venado… pero las dudas continuaban.

cena a ciegas andra mari

Finalmente fue el turno del postre, “Texturas de chocolate con crema de naranaja y kikos garrapiñados” de Aretxondo. La construcción de este plato generó un gran asombro. Al no disfrutar de la vista las proporciones se magnifican y algunos pensaron que la lágrima de chocolate se trataba de un recipiente dentro del propio plato hasta que oían el crujir del chocolate. Pero finalmente fueron probándolo por completo y descubriendo cada parte del mismo.

cena a ciegas andra mari

No faltaron los buenos vinos en esta noche. Fueron 4, Para los tres primeros platos, Magali Signature 2012 (Garnacha Syrah), Jean León 2005 (Chardonnay); Ultreia Saint Jaques 2008 (Mencía) para el cuarto y quinto plato; y para el postre Manuel Manzaneque (Vendimia tardía). Sin duda fue mucho más complicado saber de qué vino se trataba, incluso definir el tipo de vino sin la ayuda de la vista. Pero se entablaron diversos e interesante debates sobre cada uno de ellos. Contamos con grandes amantes del vino en la mesa.

cena a ciegas andra mari

Tras la cena en un ambiente muy relajado y lleno de chascarrillos culinarios y de la vida cotidiana, los comensales disfrutaron de un buen rato de tertulia. Se notaba la satisfacción en sus caras. La opinión de todos ellos sobre la gastroexperiencia fue muy satisfactoria, había sido una actividad muy interesante, diferente, enriquecedora, sabrosa y divertida.

cena a ciegas andra mari

Y para nosotros también fue un verdadero placer haberlos tenido en nuestra mesa y haber podido disfrutar con ellos de una interesante velada.

¿Te gustaría venir a la próxima?

2 Comments

  1. lexuri ugarte - 30 enero, 2015

    Me encantaría poder participar en esta experiencia culinaria y poner a prueba todos los sentidos hasta que pueda percibir que la gastronomía también puede gozar con el oído…y hasta con el ‘cuore’

    • Gure Sukalkintza - 30 enero, 2015

      Hola Leixuri.

      La pondremos en marcha muy pronto. Síguenos en redes sociales para estar al día de nuestras últimas noticias.

      Un saludo

      Gure Sukalkintza Cocina Vasca en Bizkaia

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies