Noticia: La experiencia de la gastronomía

Noticia: La experiencia de la gastronomía

Según la RAE (Real Academia Española) el término gastronomía tiene dos significados. Por un lado, “El arte de preparar una buena comida” y por otro, “La afición a comer regaladamente”. La primera acepción es propia del trabajo de todos los profesionales que se dedican a este mundo, y que une conocimiento, técnica y también tradición. Y la segunda pertenece al propio comensal, que se deja seducir por los placeres de la mesa.

degustacion_setas_gure_sukalkintza

“El descubrimiento de un nuevo plato es de más provecho para la humanidad que el descubrimiento de una estrella”.
Brillant- Savarin

Ambas definiciones no pueden ir separadas. Van de la mano el placer de crear junto al placer de disfrutar. Es un conjunto que unidos hacen de la cocina uno de los mayores placeres de la vida. ¿Imaginas un plato sin comensal y viceversa?

Pero tras ellas se encuentra oculta y difuminada la experiencia. Porque para un cocinero crear también es experimentar con la materia, con los sabores, con las texturas… Y para un comensal degustar un plato es experimentar todos los matices con los 5 sentidos.

SOPA DE FRUTOS ROJOS CON HELADO DE QUESO Y GRANIZADO DE SANGRIA

“No se puede cocinar bien si no se pone en ello el corazón, dado que, por encima de todo se trata de que reinen en torno a la mesa sentimientos de amistad y de fraternidad”.
Fernand Point

Ese querer disfrutar la experiencia hace que la gastronomía no tenga fronteras. Ya no sólo se trata de degustar una creación culinaria sino de vivir con todos nuestros sentidos el placer global de la gastronomía. El espacio, el tacto, el olor, el color, la luz… todos son aspectos que importan a la hora de disfrutar una experiencia gastronómica.

Esa experiencia gastronómica se extiende más allá del momento concreto de esa actividad tan humana como es el comer. Se propaga en la tertulia, en esos momentos de relax y diálogo, de compartir pensamientos. O de simple silencio, en el que disfrutamos de nuestra soledad individual. Y se propaga también en el tiempo y en nuestra mente al recordar pequeños retazos de lo vivido, esos sabores que no se olvidan, esa sonrisa al llegar…

Pero también viene de antes. Cuando hemos preparado una cita gastronómica la hemos planificado con mayor o menor tiempo. Y esos momentos de deseo también son parte de ella. Desde ahí comenzamos a disfrutar.

La gastronomía es en definitiva la experimentación del deseo y el placer. Es quizá lo más parecido al amor.

¿Cómo disfrutas tú la gastronomía? ¿Lo haces con los 5 sentidos?

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR