Receta: Huevo a baja temperatura con hongos salteados, ñoquis de Carranzana y jugo de cebolla morada de Zalla

Receta: Huevo a baja temperatura con hongos salteados, ñoquis de Carranzana y jugo de cebolla morada de Zalla

INGREDIENTES (4 personas)

  • 4 huevos (a ser posible de caserío)
  • 100 gr. de hongos limpios por persona

 

Ingredientes para los ñoquis de Carranzana

  • 250 ml. de leche
  • 150 ml. de agua
  • 1 cucharada de aceite
  • 350 gr. de queso Carranzana rallado
  • 250 gr. de harina
  • 1 huevo

 

Ingredientes para el jugo de cebolla

  • 4 cebollas moradas de Zalla
  • 3 manzanas Granny Smith
  • Azúcar moscovado
  • Sal
  • Salsa de rabo
  • Germinados de rúcula y lentejas

 

ELABORACIÓN

Para los huevos: Meter los huevos al horno a vapor a 65º durante 10 minutos y enfriarlos en agua con hielo.

A la hora del pase, se abren y se meten en agua caliente con un poco de sal para que salgan calientes.

Para los hongos: Si es temporada de hongos y son frescos, los lavamos bien y los cortamos en trozos que los saltearemos con un poco de aceite de oliva. Y si son congelados los escaldamos en agua, y los confitamos en aceite. Cuando estén fríos los cortamos y los salteamos en aceite con un poco de ajo.

Para los ñoquis de Carranzana: Hervir la leche, el agua y la cucharada de aceite. Una hervido mezclar con el queso rallado y la harina, y después de reposar 3 minutos se le añade el huevo.

Meter todo en la manga pastelera e ir echando a un cazo con agua, aceite y sal, hirviendo, los trozos del tamaño deseado para que hierva durante 2 minutos y se queden hechos los ñoquis.

Para el jugo de cebolla de Zalla: Trocear las cebollas y las manzanas e introducir al horno para que se tuesten bien.

Sacar del horno y poner a cocer con agua, rellenando hasta 3 veces para que el caldo coja todo el sabor de la cebolla.

Colar y pasar por una estameña y arreglarlo de sabor añadiendo al azúcar moscovado y la sal al gusto.


PRESENTACIÓN

En el centro de un plato hondo se sitúa en huevo. Tras ello se acompaña por los hongos y los ñoquis. Cubrimos el huevo con el jugo de cebolla y bañamos los hongos y los ñoquis con el jugo de rabo. Finalmente decoramos el huevo con unos germinados.

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies